post thumb

Israel envenena sistemáticamente a un millón de menores palestinos

Por: 2020-03-19
Noticia 006-2020

Hace seis meses seis aldeas palestinas tenían agua corriente. El ejército de Israel, “el más moral del mundo”, puso fin a esa situación.

Si desea saber de qué se trata la caza de brujas del IHRA (Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto) y el antisemitismo del partido Laborista, entonces lea los tres artículos siguientes. La vida humana no es posible sin agua y es por eso que Israel está poniendo las mayores dificultades posibles para que los palestinos tengan acceso directo a agua limpia y corriente. La intención detrás del envenenamiento de las fuentes de agua palestinas, el robo del agua de sus acuíferos y la destrucción de las tuberías de agua que permiten la transmisión del agua es simple: el trasvase a los judíos. La malevolencia de Israel para que los palestinos no obtengan agua, de modo que se vean obligados a pagarla, tiene por finalidad la limpieza étnica. Pero si te atreves a decir esto Jon Lansman, Owen Jones y Jennie Formby te llamarán «antisemita». Es lo que se llama una “excusa». La definición fallida de IHRA de «antisemitismo» da una explicación de «antisemitismo»: “Hacer acusaciones mendaces, deshumanizadoras, demonizadas o estereotipadas sobre los judíos como tales o al poder de los judíos como colectivo como -especialmente pero no exclusivamente- el mito de una conspiración judía mundial o de judíos que controlan los medios, la economía, el Gobierno u otras instituciones sociales”.

Sobre el Autor

Edgar Alarcón Zavaleta

Director del Diario Digital EL PODER, estudió Ingeniería Agroindustrial en la Universidad Nacional de San Martín.

Subir